Blog: Web y Emprendimiento

 

Ya tienes tu página web montada y funcionando. Te ofrecen el servicio de mantenimiento ¿Qué debes hacer según tu caso?

Antes de nada, debes saber lo que incluye la empresa que te planteas contratar para que realice este servicio. Vamos a fundamentar este artículo en los servicios que incluimos nosotros.  Lo más normal es que te sirva para todos lo casos, pero compruébalo antes de comprometerte.

 

¿Qué incluye y cuándo vas a necesitar esos servicios?

 

  • Subida, modificación, eliminación y composición de contenido de tu web

    Si tu web está hecha en un CMS (o gestor de contenidos) como pueden ser Joomla o Wordpress podrás modificar, añadir o eliminar contenido muy fácilmente.

    Para eso están los gestores de contenido, para que el usuario pueda tener su web al día sin necesidad de un diseñador. Solo tienes que tener el tiempo y las ganas para hacerlo. Si no es así, quizá te convenga que lo haga un profesional.

    Otro tema distinto es la composición de dicho contenido. Es decir, que no aparezca el texto "mondo y lirondo" con una foto puesta de cualquier manera, si no que tenga un diseño bonito, atractivo y coherente. Para hacer esto vas a necesitar tener conocimientos de HTML y CSS.

    Si tu web está hecha en código necesitarás, como mínimo, conocimientos de HTML y CSS para cualquier pequeño cambio.

     

  • Optimización e inclusión de nuevas imágenes

    Las imágenes ocupan mucho espacio dentro de una página web. Si estas no tienen el tamaño y la resolución adecuada pueden ralentizar mucho el tiempo de carga de tu página. Esto empeorará la experiencia del usuario (puede llegar a cerrar tu página si es demasiado lenta) y Google lo tendrá en cuenta a la hora de "puntuar" y posicionar tu web.

     

  • Copias de Seguridad Periódicas de tu web

    Las copias de seguridad son fáciles de realizar, pero son verdaderamente importantes.

    Si falla cualquier aspecto de tu web, podrás restaurar la última copia de seguridad y minimizar los daños y pérdidas del error.

    Para hacerla tendrás que tener acceso al servidor y a la base de datos de tu web y descargar una nueva versión cada vez que realices una gran modificación o añadas contenido.

    Los gestores de contenidos suelen tener sistemas para copiar los archivos de tu web desde la pantalla de administración.

    Si no tienes tiempo o ganas de ocuparte de esta tarea, te recomiendo encarecidamente que lo delegues en un profesional, pues una copia de seguridad te puede ahorrar dinero, tiempo y dolores de cabeza.

     

  • Actualización y migración de las tecnologías utilizadas en tu web

    En este mundo la tecnología mejora con una velocidad de vértigo y para tener siempre tu web actualizada y beneficiarte de la ventajas que esto conlleva (o, al menos, para eliminar las desventajas de lo contrario) hay que hacer una labor de estudio y trabajo constante.

    Si tu web está hecha en Joomla o en Wordpress, por ejemplo, y tienes tus copias de seguridad al día puedes hacer tú esta labor. Si todo va bien, en un rato habrás terminado, pero si surgen problemas acabarás llamando a tu diseñador web y pagando más de lo que le hubieras pagado si lo hubiera hecho él

    Si tu web está hecha en código, las actualizaciones no serán ninguna simplicidad. Llama a tu desarrollador.

     

  • Solución de posibles contratiempos del usuario en su página web

    Todos somos humanos y cometemos errores. Imagina que haces algo que no estás acostumbrado a hacer y se "rompe" tu web, un experto deberá arreglartela en la mayoría de los casos.

    Si te pasa solo una vez en la vida, no pasa nada, esa vez tendrás que contratar a alguien que sepa arreglarlo y se quedará en una anécdota. Si te pasa a menudo, contrata un servicio de mantenimiento que incluya este servicio.

     

  • Gestión del Hosting

    Hay ocasiones a lo largo de la vida de una página web que hay que estar en contacto con la empresa de Hosting. Esto para el usuario medio puede ser algo pesado y poco productivo. Por eso, si puedes permitirte que se ocupen otros, lo agradecerás.

    La mayoría de las veces ni te enterarás de que está ocurriendo, pero te ahorrará tiempo y te dará tranquilidad

     

  • Asesoramiento

    Tener el asesoramiento de un experto puede ser muy útil. Obviamente, solo por esto no te merece la pena contratar un servicio de mantenimiento mensual. Cuando lo necesites, lo solicitas.

    Pero si ya hay otras razones por las que contratar, disfrutar de este servicio tiene muchas ventajas.

    En nuestro caso, nos gusta mimar a nuestros clientes y siempre estamos pensando cómo mejorar. Además, hay algunas personas inquietas con nuevas ideas constantemente y poder consultar a un profesional sobre cual es la mejor forma de llevarlas a cabo te lleva siempre a mejores resultados.

     

Si te ha resultado útil este artículo compártelo en Redes Sociales y déjanos un comentario.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS